martes, agosto 22, 2006

Calores sofocantes en Gaza en un Verano Sin Energía

Hace calor, mucho calor, en la franja de Gaza. Pero durante los últimos dos meses, desde que Israel bombardeó la nueva central eléctrica en el centro de la Franja, el calor ha llegado a ser intolerable. El bombardeo ha interrumpido el suministro de la electricidad a unos 1,5 millones de residentes; alimento en refrigeradores se ha estropeado, pacientes afligidos en hospitales, la industria y el trabajo se ha paralizado, el tráfico está suspendido y existe una severa escasez de agua.
Durante la noche del 28 de junio, la Fuerza Aérea de Israel bombardeó la central eléctrica como parte de la Operación Lluvias de Verano, destruyendo sus seis transformadores. El asalto fue aprobado por el gabinete de seguridad, y fue pensado para presionar a los palestinos a liberar a Gilad Shalit, el soldado capturado.
La moderna central eléctrica, financiada por Enron con sociedad con una compañía palestina, fue completamente paralizada, y la Franja de Gaza perdió aproximadamente el 60 por ciento de su suministro de electricidad. Gaza compra el 40 por ciento restante a la Corporación de Electricidad de Israel.
El domingo de esta semana, transformadores destruidos y fundidos se mentían todavía cerca de la valla de la central eléctrica. La estación, localizada entre Gaza y Dir al Balah, fue inaugurada a finales de 2001. Debía proporcionar energía no sólo a Gaza sino también a Cisjordania, coexistiendo unida en el futuro para la red israelí.
Israel sabía exactamente lo que estaba bombardeando, dice el gerente de la estación Dr. Drar Abu-Sisi. Es imposible hacer funcionar la estación sin los transformadores. Reemplazarlos tomaría por lo menos un año – pidiendo nuevos transformadores o conectando a la red de poder egipcia.
Con una capacidad de 140 megavatios, la central eléctrica era la más avanzada en el mundo árabe. Israel podría haber paralizado la estación simplemente cancelando su suministro de combustible, sin inutilizarla durante meses.
"Tuvieron que habernos advertido por teléfono que iban a cortar la energía, habríamos hecho algo en seguida," dice Abu-Sisi, que está convencido que el bombardeo fue motivado políticamente.
"Era un ataque insensato, que sólo siembra cada vez mas odio hacia Israel”, dice.
Cada gasto del transformador es de alrededor de 2 millones de dólares, pero el daño principal es indirecto - la pérdida de ingresos a la central eléctrica, el grave daño a todos sus sistemas que podrían oxidarse, y el golpe enorme a la miserable economía de la Franja de Gaza.
El Portavoz de la Oficina de la Fuerza de Defensa de Israel dijo a Haaretz el lunes lo siguiente "el bombardeo fue pensado para interrumpir la actividad de las redes de terror directamente e indirectamente asociado con el secuestro de Gilad Shalit."
Mientras tanto, los 160 trabajadores de la estación están desempleados y Gaza tiene energía eléctrica durante sólo unas horas por día. Aquellos que pueden permitírselo compran generadores, y cada uno sube a las azoteas por la noche para evitar el pesado calor.

Fuente: Comité Democrático Palestino

3 Comments:

Blogger Cósimo said...

Amigo,
Pero que cosa más terrible. Qué manera de causar daño! Era tan fácil cortar la energía. No. Ellos van y destrozan todo.
Estos judíos criminales y terroristas, lo único que consiguen es atizar más el odio en su contra. Y después se victimizan.
Los judíos encarnan al demonio mismo.
JUDIOS ASESINOS!!
VIVA PALESTINA LIBRE!!

Cósimo.

1:26 a. m.  
Blogger S H A R I F O said...

no pueder imajinar como es la vida en gaza sin energia, sin agua limpia para humanos, la situasion es muy dificil..y ya sera mas dificil que el mes de RAMADAN esta ala puerta,pero al mismo tiempo no tenemos nada mas que ser fuertes y esperar..

3:22 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

boicot a Israel ya!:
http://voto-economico.blogspot.com

7:22 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home